MI TERRIBLE ESPERA

“La dulce espera” de la que escuché varias veces no se pareció en nada a lo que experimenté en mi embarazo.